La Estructura

Maura Erany Martínez recibió varios mensajes en un grupo de Whatsapp llamado Gestoras 1661, al que solo tienen acceso las beneficiarias del programa social Familias Fuertes Salario Rosa, o mayormente conocido como Salario Rosa, en la sección electoral 1661 del Estado de México.

La mañana del 7 de abril de 2020 se percató que los audios y textos correspondían a Galaxia Mendoza, una mujer de 43 años que cumple con el cargo de Enlace Comunitario (EC) en la Estructura: una red que tiene como funciones gestionar los programas sociales del Gobierno del Estado de México (GEM), promover en redes sociales la imagen del gobernador Alfredo Del Mazo Maza y monitorear la actividad política en las colonias rumbo a las elecciones de 2021.

“Chicas, es hora de que no puedo resolver el problema de Maura, de su persona que metió… No puedo estar permitiendo esta situación: Maura sigue sin contestar, es hora de que no me dice absolutamente nada, ni se preocupa ni viene ni hace nada. Así es que esto que sirva para las demás porque no quiero que se vuelva a repetir, por favor”, se escucha en el mensaje de voz.

El trabajo de Galaxia consiste en coordinar a sus 15 Gestoras Sociales (GS) –como son nombradas las beneficiarias del Salario Rosa–, residentes de la colonia Valle de Anáhuac del municipio de Ecatepec. Les exige cuotas de tres a 10 aspirantes a beneficiarios con sus respectivos documentos.

Una vez que los aspirantes entregan su documentación se les proporciona una copia del Formato Único de Registro (FUR) la cual deben llenar con sus datos personales a lápiz y firmar con pluma azul: “Tenemos que llevar a las personas a casa de la Enlace (Galaxia), ahí te hacen llenar el FUR con lápiz; dicen que porque luego se equivocan el escribir con pluma y no se puede corregir, pero yo no he visto que después lo rellenen a pluma”, afirma en entrevista.

Los formatos oficiales son manejados por beneficiarias para reclutar más mujeres a la Estructura.

Además de Gestoras Sociales y Enlaces Comunitarios, la Estructura –que entre sus líderes la conocen como “Procura”– se conforma de cinco cargos más de mayor jerarquía representados en forma piramidal:

En la pirámide de la Estructura, las Promotoras Territoriales (PT) son las jefas de las Enlaces y las Gestoras, y son las encargadas de elaborar bases de datos con los documentos de los nuevos beneficiarios. Ellas sí gozan de un sueldo fijo que, en el caso de Gabriela Lara Roldán, ex PT del municipio de Nezahualcóyotl, era de dos mil pesos quincenales.

“Como ‘PT’ sí teníamos un contrato tal cual que nosotras íbamos a firmar cada tres meses, nos manejábamos con una empresa que era totalmente ajena al gobierno, de hecho, tuvimos tres empresas diferentes. Nos hacían el pago quincenalmente de dos mil pesos”, afirmó Gabriela en entrevista.

En contraste, Gestoras y Enlaces no reciben un sueldo por su labor, aunque en los hechos cumplan con las funciones de servidores públicos. Su único “pago” es ser beneficiarias de al menos uno de los programas sociales que ellas pueden manejar a discreción, pues es muy común que durante su búsqueda de afiliados registren a familiares, amigos, conocidos o ellas mismas sean incluidas en los padrones, como es el caso de Galaxia, quien es beneficiaria del Programa Familias Fuertes Canasta Edomex, con el código de identificación 81325160.

Para Maura Erany, de 24 años y beneficiaria desde noviembre de 2019, el Salario Rosa representa un apoyo “muy valioso” para paliar sus gastos no solo como madre soltera de una niña de un año, sino como estudiante de ingeniería en el Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec (TESE), donde también vende dulces para tener un ingreso extra.

Las beneficiarias del Salario Rosa deben buscar mujeres disponibles para cumplir con las tareas de la Estructura.

No obstante, sus tareas como Gestora Social eran arduas y exigían tiempo incluso a altas horas de la noche, dinero para las impresiones y escaneos de documentos, así como un esfuerzo adicional para poder cumplir con las cuotas de beneficiarios que le exigía Galaxia, su Enlace.

El Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEMyBS), convertido en octubre de 2020 en la Secretaría de la Mujer, fue el organismo público responsable de las inscripciones masivas al Salario Rosa desde la Estructura y el ingreso al programa de mujeres que no cumplen con todos los requisitos.

El ya extinto CEMyBS, entonces encabezado por Melissa Vargas Camacho como vocal ejecutiva, permitió durante casi tres años que se violara el principio básico de las Reglas de Operación del programa: deben ser las propias solicitantes quienes se registren en la página oficial de la dependencia o acudiendo a los módulos de registro referidos.

El 2 de marzo de 2020, el diario El Sol de Toluca publicó declaraciones del secretario de Desarrollo Social, Eric Sevilla, quien reconoció que alrededor de 850 mujeres fueron dadas de baja del programa Salario Rosa principalmente “por incongruencias en su situación socioeconómica”. De acuerdo con el diario mexiquense, el funcionario adujo que la solicitud que llenan las mujeres el gobierno la recibe “de buena fe”.

Eric Sevilla y Melissa Vargas fueron omisos ante el registro ilegal de beneficiarias desde la 'Estructura'. Crédito: Especial